Calendario Juliano

El calendario Juliano, también conocido como calendario Julio, era el calendario usado por el mundo occidental hasta el año 1582.

El origen del calendario Julio es romano. Se data su origen sobre el año 46 a.c., momento en el que Julio César estableció como calendario único y oficial el calendario Juliano. Todo el mundo bajo el legado romano debía usar este calendario desde aquel momento.

Aunque se trata de un calendario muy antiguo, es un calendario bastante preciso, vigente hasta 1582 cuando gracias a los nuevos conocimientos, pudo desarrollarse un calendario mejor, que ajustaba de una forma más adecuada el tiempo a la rotación real del sol.

El Calendario Juliano es un calendario solar, ya que para medir el tiempo usa el movimiento del sol. Tiene también en cuenta las fases lunares y también tomaba presetados algunos aspectos del calendario romano vulgar, pero principalmente, puede definirse como un calendario solar al 100%.

En 1582, el papa Gregorio XIII dictó una orden papal por el que los países católicos y sus colonias, es decir casi todos los países europeos, debían sustituir el hasta el entonces usado calendario juliano por el Calendario Gregoriano.

Esta orden papal fue siendo adoptada gradualmente por los países europeos, no todos la implementaron de inmediato, como por ejemplo Rusia, quien lo instauró oficialmente en 1918, tras la revolución rusa.

A día de hoy, en algunas iglesias ortodoxas siguen utilizando este calendario, aunque ya a nivel interno, en el aspecto más religioso.

Aquí puedes ver más información sobre el calendario juliano.